La prensa española. Pena, penita, pena.

Queeeee! No me lo puedo creer! , pero como pueden afirmar tal bestialidad y un medio de comunicación! Es que es inaudito! La prensa y algunos periodistas españoles son de lo peor que hay , y no es que lo diga yo si no que hay varios famosos que lo afirman, ellos que son expertos en dar entrevistas por el mundo. 


Lo digo,  en un programa nocturno, dos "periodistas" decían que un periódico de tirada nacional puede publicar lo que le venga en gana, sin verificar datos y que ya después "Dios  dirá"". La fuente se debe proteger, pero la información que nos llega se debe verificar y cotejar para poder ver luz pública. Por lo tanto,  afirmo que el periodismo Español no conoce ni la imparcialidad ni el ser objetivo. Un periodista lanza información, difama a personas, gana dinero y luego que se querellen, que siempre dirán a los jueces que no saben nada y se irán de rositas.

Cada vez ésta profesión se denigra más, por unos cuantos seudoprofesionales, "justos pagan por pecadores" Si hay o no corrupción, tendrá que ser juzgada y castigada, yo lo que critico es la ética profesional de un medio de comunicación  que debe informar con objetividad, veracidad e imparcialidad!

1 comentario:

  1. Bueno ... hay de todo. También tenemos buenos periodistas. Pero por desgracia, como en este país lo que vende es el morbo, pues cualquiera puede hacer estas barbaridades.

    En pocas ocasiones la justicia española da la razón al calumniado, pero cuando lo hace, de nada sirve ya, porque en cuanto le han colgado el San Benito a alguien, ya no hay Dios que se lo quite de encima.

    Es muy injusto y es una lástima. El capitalismo está en todas partes. También en esta profesión. Si en lugar de vender morbo porque es lo que genera dinero, al periodismo le interesara más la noticia veraz, costara lo que costara, todos disfrutaríamos de un buen periodismo.

    En estos últimos años se ha perdido la nobleza y el honor de la palabra. Ya no sólo del periodista.
    No hace tanto, la frase "te doy mi palabra", era sinónimo de verdad. Ahora la gente miente con descaro en la cara de uno y con decir "es tu palabra contra la mía" ya has perdido toda la razón y te ves obligado a demostrar.
    Ya no sirven las promesas, ahora "las palabras se las lleva el viento".

    Y así estamos, en todos los sentidos. Compitiendo, mintiendo, sin fiarnos los unos de los otros ....

    Si, en este país, se puede mentir descaradamente, y si eres político más aún, y encima tienen más peso las palabras del mentiroso.

    En este país hay que cambiar muchas cosas. Debemos empezar por cambiar la manera de pensar y de expresarnos.

    ResponderEliminar